Seis Reglas del Inversor

Mantener el dinero debajo de un colchón o en un álbum familiar es una mala idea. Las finanzas deberían funcionar. Para lograrlo es fácil: debes realizar una inversión competente y sin errores. ¿Pero dónde invertir dinero para obtener ingresos? ¿En qué casos puede confiar en la seguridad de la transacción?.

Una inversión adecuada siempre es una tarea difícil, cuya solución debe abordarse de manera responsable. Pero tampoco debes tener miedo de invertir dinero, porque no es posible ganar dinero En este artículo nombraremos los principales caminos hacia la libertad financiera.

 

Regla número 1. No escuches a nadie.

La mayoría de los novatos cometen un gran error al invertir en la primera idea bien anunciada. Puede prometer un gran interés en unos pocos meses. No caigas en la persuasión, no hagas pasos apresurados. Reflexiona sobre todas tus acciones. Escucha la opinión de los expertos, pero no confíes ciegamente en las palabras. Nunca podrás lograr resultados si no dejas de pensar en el patrón.

 

Regla número 2. Aprende la naturaleza y tipos de inversiones.

Antes de comenzar las actividades de inversión, es recomendable explorar todas las oportunidades y perspectivas existentes. Sería útil comprender los conceptos básicos, las características, estudiar la experiencia de los inversores exitosos, leer artículos analíticos. En general, ten en cuenta. Cuanto más relevante sea la literatura que leas, más conscientes estarás de las inversiones y mayor será la probabilidad de éxito. Si entiendes algo muy mal, no te metas en esta esfera. El principio “de oro” es conocido: no puedes invertir en una empresa hasta que no estudies a fondo su trabajo.

 

 

Regla No. 3. Evaluar el riesgo potencial y el rendimiento.

Si arriesgas mucho, debes esperar obtener el máximo beneficio. Aquí lo principal: elegir el nivel óptimo de riesgo y los ingresos potenciales. El riesgo imprudente está plagado de la rápida pérdida de todo el dinero. Decide tu mismo qué es más importante: altos ingresos y alto riesgo de perder todos los fondos o ganancias ligeramente menores, pero con un nivel mínimo de riesgo. El éxito adicional depende directamente de tu decisión. Si te arriesgas, debe estar justificado.

 

Regla número 4. Nunca inviertas el último dinero.

¿Ahorraste dinero para un día lluvioso, pero decidiste ganar algo de dinero extra? Desecha esta idea. Recuerda que siempre debes mantener el dinero en reserva para satisfacer al menos las necesidades mínimas de alimentos, vivienda, etc. Las inversiones no toleran los extremos, solo el cálculo en frío es importante aquí.

 

Regla número 5. Estrategia individual.

Nunca inviertas dinero hasta que desarrolles al menos un plan de acción general. La falta de estrategia es casi un cien por ciento de garantía de fracaso. Además, el desarrollo de un plan de acción es solo el primer paso. Es necesario adherirse estrictamente a las tácticas desarrolladas.

 

Regla número 6. Nunca uses el dinero de otras personas.

Invierte solo tu dinero: esta es una de las reglas básicas para un novato. Disponer del dinero de otras personas, sin poseer conocimientos especiales, es muy peligroso. Tu puedes permanecer sin fines de lucro y en deuda grave. Por supuesto, algunos se arriesgan: organizan préstamos, compran valores y esperan que sus precios suban. Este enfoque solo puede justificarse con la experiencia adecuada. De todos modos, cualquier operación con el dinero de otras personas es una carga moral adicional.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *