Cómo Ser Un Líder Seguro En Situaciones Inciertas

¿Cómo puedo ser un líder confiado en situaciones inciertas? ¿Viene de tu personalidad o se aprende?

Mi respuesta simple a eso es …

Sí. Tener ciertos rasgos de personalidad ayuda a tu autoconfianza. Pero, la confianza en tí mismo es un hábito que se puede aprender.

Mantener tu confianza en tí mismo como líder en situaciones inseguras o defensivas no tiene por qué ser difícil. Solo tienes que saber cómo abordar la situación de la manera correcta. Lo que hace que seas un buen líder sera ​​tener confianza y practicar los hábitos correctos.

 

La alta autoestima es esencial

El primer hábito que debes practicar para mantener una confianza inquebrantable en cualquier situación es tener una gran autoestima.

La mejor definición que he escuchado de la autoestima es “cuánto te gustas a ti mismo“.

Cuando te gustas y te respetas, siempre actúas y te comportas mejor que si no lo hicieras.

Cuanto más te gustas, más confianza tienes. Cuanto más te gustes y creas en ti mismo, más eficiente y efectivo eres en cada área de tu vida.

La autoestima es la clave para manejarse de la mejor manera posible como individuo y como líder.

 

 

Vive la vida consistente con tus valores

Vivir tu vida de acuerdo con tus valores más profundos es esencial para una alta autoestima.

Personas que tienen claro lo que creen y valoran, y que se niegan a comprometer sus valores, como lo es respetarse a sí mismos difícilmente respetaran a los demás. Las personas que no tienen claro qué es realmente importante para ellos lo tienen mucho más difícil.

La “Ley de Reversibilidad”, dice que los sentimientos y las acciones interactúan entre sí. Si te sientes de cierta manera, actuarás de manera consistente con lo que está sintiendo. Sin embargo, lo contrario también es cierto.

Si actúas de cierta manera, tus acciones crearán dentro de ti los sentimientos que son consistentes con ellos.

Esto significa que cuando actúas como si tu tiempo fuera extremadamente valioso, te sientes como una persona más valiosa e importante.

 

Practica el  liderazgo valiente

Otra forma de desarrollar confianza en tí mismo para manejar cualquier situación es practicar continuamente cualidades de liderazgo valiente, a que me refiero,  a que tendrás que tomar decisiones en momentos difíciles y deberás afrontar las consecuencias con todo tu equipo, lo cual no te hará tomar decisiones arriesgadas sino decisiones para mantener o regresar a la estabilidad, pero eso si tal vez ellas si involucren un riesgo.

 

Toda la vida es un riesgo de algún tipo.

Cada vez que te involucras en una acción en la que el resultado es incierto, por cualquier motivo, estás asumiendo un riesgo.

Corres un pequeño riesgo cuando conduces al trabajo o caminas por la calle. Tomas un mayor riesgo cuando comienzas un negocio o inviertes una suma de dinero.

Te arriesgas cuando te aventuras a lo desconocido. Tus posibilidades y probabilidades no pueden ser determinadas en un grado exacto.

El problema, entonces, no es si tu toma riesgos. El problema es cuán hábil eres para tomarlos. Ser confiado y valiente para tomar los riesgos correctos por las razones correctas te pone en la búsqueda de los objetivos  correctos.

 

Tomar Riesgos Inteligentes

El objetivo es mejorar el análisis y la evaluación del riesgo y luego evitar el mayor riesgo posible. Una vez que estés, más competente y capaz, volverás a mantener tu autoconfianza en situaciones inciertas.

Una de las mejores maneras de desarrollar tu capacidad de tomar riesgos inteligentes es hacer consciente y deliberadamente las cosas que temes, paso a paso.

No tienes que saltar de un avión sin un paracaídas. Simplemente practica la resistencia a tu tendencia natural a deslizarte en una zona de confort de complacencia y bajo rendimiento.

Toma cualquier temor que puedas estar experimentando y trátalo como un desafío o como una oportunidad para crecer y convertirse en una mejor persona. Enfréntate al miedo, controla el miedo, domina el miedo y continúa avanzando sin importar el miedo.

Esta es la marca de un líder confiado y valiente.

 

 

Admite tus defectos

Por último, ser un líder seguro de sí mismo no significa que siempre tengas razón o que tengas que tenerla al final.

Los líderes deben ser valientes, pero también deben estar abiertos a la idea de que podrían estar equivocados. Hay muchos líderes que finalmente fracasan porque se niegan a cuestionar sus propias suposiciones o conclusiones.

No te dejes atrapar por tu ego.

Te hace un líder mucho más valiente y confiado cuando admites tus defectos. Si cometiste un error o una mala decisión, se honesto contigo mismo y con los demás para admitir tus acciones incorrectas.

Hay una diferencia entre ser confiado y ciego.

Tal vez tu no estás equivocado. Abrirse a esa posibilidad, sin embargo, te hará un líder más confiado. Abrirá tu mente a nuevas ideas o nuevas soluciones a la situación incierta.

 

Crecer a través de las inseguridades

Recuerda, las nuevas oportunidades y experiencias pueden ser tan emocionantes como temibles. Crecer a través de las inseguridades es lo que te convierte en un líder seguro. Solo hay que seguir practicando los hábitos correctos.

Todos los grandes triunfadores tienen una característica en común abrumadoramente son seguros de sí mismos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *