¿Cómo funciona el algoritmo de Google?

Entender el funcionamiento del algoritmo de los motores de búsqueda como Google es fundamental para cualquier sitio web. Solo de esta forma tu contenido podrá competir con todo lo que existe en la Internet y conseguir cada vez más el tan deseado tráfico orgánico.

Internet es una vitrina donde cualquier marca puede tener el público que busca. Y gracias al marketing digital esto está cada vez más al alcance de cualquier negocio.

¿Cómo funciona el algoritmo de Google?

Sin embargo, para destacarse lo suficiente para ser visto, es requisito fundamental saber cómo funciona el algoritmo de un buscador. Solo de esta forma se podrá competir con la infinidad de contenidos existentes en la red.

En este artículo hablaremos sobre la dinámica del algoritmo de un motor de búsqueda, las etapas que cumple para recolectar la información y distribuirla, las actualizaciones del algoritmo de Google y cómo estas informaciones pueden ser aprovechadas por los profesionales de SEO.

¿Cómo funciona el algoritmo de Google?

El algoritmo de Google es el conjunto de fórmulas matemáticas que se encargan de rastrear, indexar y clasificar las informaciones existentes en la web.

Para entender cómo funciona podemos comparar la red con una biblioteca, donde cada sitio puede ser comparado con un libro y cada página web, con un capítulo.

Todo este material debe ser clasificado y organizado para que cuando alguien realice una búsqueda pueda encontrar con facilidad el contenido que desea.

Las encargadas de esta tarea son unas arañas robots. Estas “arañas” analizan y clasifican todo el contenido de la web definiendo su calidad e importancia, esto determinará la posición en la que los contenidos aparecerán en los resultados de una búsqueda.

A continuación veremos, paso a paso, cómo funciona este algoritmo:

Rastreo.

La primera etapa es el rastreo del contenido, también conocido como crawling. Es el proceso por el cual los robots identifican las páginas web para posteriormente organizarlas.

Indexación.

La segunda etapa es la de la indexación. Aquí las “arañas” incluyen las páginas web en el índice del motor de búsqueda.

Aplicándolo a nuestro ejemplo, esto sería cuando el contenido ya hace parte de la biblioteca del motor de búsqueda.

Clasificación.

Esta es la última etapa, aquí el algoritmo decide la importancia de un contenido dentro del contexto de búsqueda. De acuerdo con la clasificación de la página web será escogida su posición donde aparecerá en el resultado.

Es en esta etapa el buscador determina el orden en el que serán mostrados los resultados de la búsqueda.

Es importante resaltar que el contenido en Internet es bastante dinámico, por tanto, el trabajo de clasificación es actualizado constantemente. Es por esto que mantener actualizados los contenidos es sumamente importante.

Una vez que se ha conseguido una buena posición dentro de una SERP es importante conservarla. Esto es posible actualizando y manteniendo útil el contenido creado originalmente.

¿Cómo ha cambiado el algoritmo de Google con el tiempo?

El algoritmo de Google ha sufrido varias transformaciones desde su creación. A continuación veremos algunas de las más importantes:

Actualización Panda.

Fue una de las actualizaciones de Google enfocadas en contenido. El objetivo de esta actualización era entregarle al usuario resultados realmente de calidad.

Surgió debido a la necesidad de la época. Originalmente, posicionar una palabra clave, o keyword, era una tarea mucho más sencilla de lo que es ahora.

Por ejemplo, repetir la palabra clave una gran cantidad de veces, era suficiente para que el contenido aparezca en la primera página de los resultados de búsqueda. Por ese motivo, muchas veces los resultados no traían contenidos realmente útiles para el usuario.

Fue dentro de este contexto que surgió la actualización Panda. De esta forma, algunos criterios para la clasificación de las páginas cambiaron y se empezaron a utilizar métodos que le daban prioridad a la calidad del contenido.

Actualización Pingüino.

Esta fue otra actualización importante del algoritmo de Google que se basó en los backlinks, los hipervínculos de referencia que un sitio web envía a otro.

Anteriormente, un enlace desde cualquier sitio de Internet hacia otra página web era considerado algo positivo por Google, independientemente de su procedencia.

Esto ocasionaba mucho spam y enlaces que no tenían ningún contexto, o que se reflejaba negativamente en la calidad del contenido que aparecía en los resultados de búsqueda.

Cualquier contenido de mala calidad podía posicionar de esta forma. Algo que con la actualización Pingüino dejó de ocurrir.

Los backlinks sin contexto dejaron de ser considerados para posicionar e incluso su uso llegó a ser penalizado.

Actualización Hummingbird.

Gracias a los adelantos de la tecnología fue posible realizar esta otra actualización.

La actualización Hummingbird o Colibrí se enfocó en interpretar la intención del usuario al realizar una búsqueda.

Antiguamente, al realizar una búsqueda y escribías, por ejemplo, “cuánto está el dólar en China” o “precio del dólar en China” los resultados serían diferentes porque el buscador daba los resultados para las palabras exactas.

Después de esta actualización, el buscador ya no tiene en cuenta la palabra clave al pie de la letra y sí interpreta qué es lo que el usuario realmente quiere encontrar.

Por tanto, si antes para esas dos búsquedas tenías resultados diferentes, hoy tienes resultados bastante semejantes para las dos.

Estas son solo algunas de las actualizaciones más importantes que han ocurrido en el algoritmo de Google. Siempre con el objetivo de mejorar la experiencia del usuario, dándole contenido realmente satisfactorio en cada una de sus búsquedas.

¿Por qué los profesionales de SEO deben entender el algoritmo de Google?

Entender las técnicas de SEO no es suficiente para tener un buen desempeño dentro de los buscadores. Como hemos podido ver, los algoritmos están cambiando constantemente con el objetivo de mejorar la experiencia del usuario y es eso que se debe tener en cuenta al crear una nueva página web.

Al entender los algoritmos de los buscadores, principalmente de Google ya que es el responsable por la mayor cantidad de tráfico en la web, se puede crear un contenido a la medida, aumentando las probabilidades de que este aparezca entre los primeros resultados de una búsqueda.

¿Cómo sacar ventajas del conocimiento que tenemos del algoritmo de Google?

Ahora que ya entendemos mejor cómo funciona el algoritmo de Google llegó el momento de poner en práctica todo lo que el buscador considera de importante para el usuario.

A continuación, citaremos algunos factores que nos permitirán crear páginas valiosas para el buscador y para los usuarios.

Conoce la intención de búsqueda del usuario.

Como debes haber notado, a la hora que hablamos de las actualizaciones, Google se preocupa con la intención de búsqueda del usuario. Por tanto, para obtener buenos resultados debes hacer lo mismo.

Entiende cuál es la intención del usuario con determinadas palabras claves antes de crear tu contenido. Eso puedes hacerlo con una rápida búsqueda en Google. Viendo cuál es el tipo de resultados, podrás entender mejor cuál es la intención del usuario.

Crea contenido de calidad.

El contenido de calidad es otra de las grandes preocupaciones de los buscadores. Por tanto, para tener éxito con tu contenido preocúpate también en esto.

Con contenido de calidad me refiero al contenido bien escrito, bien estructurado y realmente útil para el usuario, con informaciones de valor.

Ten una buena velocidad de carga.

La velocidad de carga de una página es fundamental para Google y para los usuarios. En un mundo tan inmediatista como el que vivimos nadie tiene paciencia para esperar mientras carga una página.

Crea una buena estructura.

Una buena estructura de página es importante para la experiencia del usuario y para el motor de búsqueda.

Con una página bien organizada y estructurada, ambos podrán encontrar la información que requieren fácilmente. Además, será posible que el buscador indexe nuevas páginas con más rapidez.

Crea contenido responsive.

Hoy en día los usuarios se conectan con mayor frecuencia desde dispositivos móviles que desde computadoras.

Es por este motivo que es muy importante que tu sitio web esté adaptado y optimizado para celulares y tablets.

Acompaña el CTR.

El CTR es el número de clics que obtiene un enlace en relación con el número de impresiones. Esto quiere decir que debes acompañar cuál es la proporción de clics de tu página en relación con el número de visualizaciones en los resultados de búsqueda.

De esta forma podrás descubrir cuáles de tus actualizaciones traen mejores resultados, qué título o meta descripción llama más la atención y cuándo es necesario hacer una actualización.

Haz que te mencionen.

Ya sea en las redes sociales o en otros sitios web, esto favorece mucho a tu posicionamiento.

Esas menciones pueden ser a través de enlaces externos hacia tu sitio o simplemente del nombre de tu marca. De esta forma se genera la curiosidad en el usuario y esto hará que te busque.

Coloca enlaces internos.

Los enlaces internos ayudan a los buscadores y a los usuarios a saber cuáles son las páginas de tu sitio web más importantes.

Por tanto, aquellas páginas que representan más el contenido clave de tu sitio web son las que más debes enlazarlas dentro de tus propias páginas.

El algoritmo de un motor de búsqueda es extremadamente complejo y nadie lo conoce en su totalidad. Sin embargo, con sus actualizaciones podemos entender gran parte de su funcionamiento y sus prioridades a la hora de clasificar una página web.

Es importante considerar todos estos factores para cada vez más lograr mejores posiciones en los buscadores y consecuentemente mayor visibilidad, lo que es esencial para cualquier empresa.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *